COMIENZA LA REVOLUCIÓN
Por razones de fuerza mayor nos vemos obligados a publicar este valioso aporte del Amigo lector y valiosísimo colaborador..Don Uruguay Vega Castillos.Es una nota que le pedimos hace tiempo, específicamente para esta fecha..que en nuestra opinión es el exacto BICENTENARIO DEL INICIO DE LA REVOLUCIÖN.
(pedimos disculpas)
Víctor
 
La Proclama de Mercedes
 (11 de abril de 1811)
 

Lic. Uruguay R. Vega Castillos

Este año 2011, es un año de conmemoraciones. Han transcurrido doscientos años del comienzo de la gesta emancipadora. Y referirnos a la Revolución Oriental, implica hablar de José Artigas. En el presente artículo nos vamos a focalizar en los meses de febrero a abril de 1811, y en particular en la figura de nuestro Prócer y la Primera Proclama a los Orientales. En consecuencia vamos a estudiar los siguientes aspectos:
• El incidente con el Brigadier Vicente María de Muesas.
• La marcha a Buenos Aires.
• El regreso a la Banda Oriental.
• La Proclama de Mercedes.


El incidente con el Brigadier Vicente María de Muesas

Para llegar a ubicar a José Artigas en Colonia hay que bucear en la carrera militar del mismo.  El 2 de enero de 1798, se firmó el Despacho militar por el cual el Rey designaba a don José Artigas “Capitán del Regimiento de Milicias de Caballería de Montevideo” para el cargo de Ayudante Mayor de Blandengues, resolución de la que se notificaría en marzo de ese año.” 
El 22 de agosto de 1810, es destinado a Colonia. “El 5 de setiembre de 1810, habiéndose producido la muerte del Capitán Miguel Borras, ascendido por el Marqués de Avilés en 1799 en lugar de Artigas, Joaquín de Soria, Gobernador de Montevideo y (debido a las circunstancias extraordinarias que se atravesaban) Comandante Militar de la Banda Oriental, designa a Don José Artigas Capitán de Blandengues.” 
Un oficio del Comandante General del Apostadero de Marina del Río de la Plata D. José María Salazar, dirigido al Secretario del Despacho Universal de Marina informa del estado de sublevación de la Banda Oriental, y del incidente ocurrido entre el Brigadier Muesas y el Ayudante Mayor de Blandengues José Artigas. El Oficial de Marina en su Informe pone en claro que el citado Brigadier, no se caracteriza por su don de mando ni el tacto que dicha función requería “pronto se empezaron á desertar Oficiales, y Soldados de la Colonia.” 
El incidente con Artigas, se produjo en virtud que un vecino se quejó que algunos hombres del cuerpo, habían entrado en un huerto y comido frutas del mismo. Presuntamente, la queja se producía por los destrozos al arrancar la fruta. Artigas llamado a presencia del Brigadier Muesas, recibió de éste una fuerte observación, en un tono absolutamente descomedido, donde no faltaron las amenazas de ponerlo preso. El Ayudante Mayor Artigas se retiró de la presencia del Brigadier  enormemente molesto, “salió volado vomitando venganzas”.
 “José Artigas Capitán de 3ª Compañía, fugó a Buenos Aires el 15 del mes próximo pasado”

La marcha a Buenos Aires

“Desertado Artigas de las fuerzas españolas en 15 de febrero de 1811, decidió presentarse a la Junta revolucionaria de Buenos Aires. Lógicamente no pudo pensar en el camino más corto. Pretender cruzar el río a la altura de la Colonia hubiera sido entregarse a la vigilancia enemiga. Con el padre peña, Rafael Hortiguera y “Tío Peña”, esclavo del primero, emprendió pues el camino hacia el Norte.” 
El itinerario del viaje, comienza por el arroyo San Juan, refugiándose en un bosque próximo al Cerro de las Armas  , distante unas nueve leguas de la Colonia.
“De allí por intermedio del cura se dirigió al rico propietario de aquellos campos don Teodosio de la Quintana quien les proporcionó un baqueano, Chamorro, puso a sus órdenes algunos hombres a cuya cabeza iban dos de sus propios hijos, y le regaló una tropilla de excelentes caballos.” 
Arribó a Mercedes, cruzó el Río Negro y alcanzó Paysandú. A esta altura del Río Uruguay, cruza a Entre Ríos. Así pasó por el Arroyo de la China. Luego Nogoyá. De su pasaje por ése lugar se tiene noticia, por una Nota que remitió Mariano Aulestia desde Capilla de Nogoyá al Teniente Gobernador de Santa Fé D. Manuel Ruiz.
“Participo a V.S. como han llegado a mi casa el Capn.  dn. José Artigas y dn. Rafael Ortiguera acompañados del Cura de la Colonia dn. Josef María Enriqe. de la Peña y un soldado prófugo de la Colonia perteneciente a las tropas de Montevideo de lo qe. doi a V.S. parte pa. su inteligencia cuyos sujetos se dirigen oi 26 pa. hesa solicitando pasar a Bs. As. aponerse alas ordenes dela excelentísima Junta y al mismo tiempo informaron a V.S. pr. estenso de lo acaecido en Montevideo: y por tanto a V.S. ago presente qe. llegaron el 25 ala noche.
Ds.Gue. a V.S.ms.as.
Capilla de Nogoyá 26 de Fro. de 1811
Mariano Aulestia
Sor.Tnte. Govr. de Sta Fee. Dn. Manl. Ruiz” 

Posteriormente a Nogoyá, los viajeros siguieron pasando por Santa Fé, Rosario, llegando luego a Buenos Aires.

 


El regreso a la Banda Oriental

Poco puede decirse sobre el corto lapso que Artigas estuvo en Buenos Aires. La visita ocurrió en los primeros días de marzo de 1811. Esta era la segunda vez que Artigas pisaba la capital del Virreinato.
“…había crecido su prestigio y la Junta revolucionaria, transformada ya en “Junta Grande” después  de la incorporación de los diputados del interior, lo acogió en su seno como el hombre providencial a quien Moreno había señalado para sublevar a los pueblos de la Banda Oriental. Compareció ante las autoridades de la revolución precisamente en los días en que la vida de Moreno se extinguía en el mar, lejos de la ciudad a la que había conmovido durante siete meses el encendido ardor de su alma apasionada.
El 8 de Marzo le fueron expedidos los despachos de Teniente Coronel. Ese día la “Gacet extraordinaria” publicaba  el parte de los acontecimientos anunciadores de la rebelión en la Banda Oriental. Imaginamos su estado de ánimo al enterarse de la rebelión contra la metrópoli, iniciada en las márgenes del Asencio por los patriotas orientales. Luego del regreso, siguiendo a la inversa el mismo camino que lo trajo: Rosario, Santa Fe, arroyo de la China, Paysandú, donde desembarca en los primeros días de Abril, y no en la Calera de las Huérfanas, como se ha aceptado sin discusión hasta nuestros días.” 
El día 9 de marzo partió de Buenos Aires, al frente de 150 soldados y 200 pesos. El 16 de marzo alcanzó Santa Fé. Al respecto dice el Diputado santafecino Juan Francisco Tarragona:
“El día 15 a las 10 de la mañana llegué a esta ciudad, y en cumplimto- de las superiores ordenes de V.E. puse el Tente. Coronl. Dn. José de Artigas del otro lado del Río Paraná sin la menor novedad junto con los 16 hombres de armas que sacó de esta Capital.”
“El 16 á las 2 de la tarde entró en esta Ciudad la División al mando del Tente. Coronl. Dn. Benito Alvarez, y en el mismo á las 5 de la tarde caminaron los 150 hombres a la otra banda con 2 cartuchos y algunas piedras de chispa. Este Oficial en sus marchas se há conducido con todo el honor qe. corresponde á buen militar. Me dice qe. en esa quedaron 19 hombres supongo qe. escondidos, 4, qe. se han desertado en el camino, 12, enfermos, y unos qe. queda en este hospital de resultas de un golpe, qe, todos componen el numeero de 36 hombres de falla. El resto de esta pa. la qe.  caminó ayer está la cavallada pronta en la otra banda, y estoy persuadido qe su marcha será muy ligera, y qe proporcionará a V.E. la dulce satisfacción de ver realizadas sus intenciones á favor de nuestros hermanos  oprimidos  pr. los intrusos mandones y déspotas de Montevideo.” 
Posteriormente pasa a la Bajada (Paraná), luego Nogoyá y después Arroyo de la China, siguiendo desde allí a Paysandú, y seguidamente a Mercedes.

La Proclama de Mercedes
Ya instalado en Mercedes, Artigas recibe un oficio del General Manuel Belgrano, comunicándole que lo ha designado para ser el Segundo Jefe del Ejército Auxiliador del Norte.
La respuesta del Teniente Coronel José Artigas fue la siguiente:

“Exmo. Sor.
He recibido el oficio qe. confha. de ayer me dirige V.E. en el qe. se digna nombrarme segdo. Gefe del Exto. Auxiliador del Norte; pr. cuyo distinguido obsequio tributo á V.E. las mas humildes demostraciones de gratitud y respeto= La diciplina y exercicios militares qe. V.E. me recomienda, empezará desde mañana; pues hta. Oy qe. hesido reconocido, no han tenido lugar mis orns. pa. verificarlo: siendo la conducta qe. en esta parte ha observado el Sargto. Mayor Dn. Miguel Soler, laqe. ha postergado varias providencias qe. á la fha. Estarían realizadas. Nada importa, Sor. Exmo, el aje demi persona, quando está de pr.medio la felicidad dela Patria, y ha considerado mas bien el Sufrir los insultos qe. aquel ha hecho á mi carácter qe. dar lugar a una división qe. produciría efectos muy contrarios, de los qe con tanto esfuerzos solicitamos.
El desorden en estos Pueblos ha sido gral. y este se aumentó en la acción de Soriano qe. comandó el Sor. Soler en cuyo Pueblo ha sido tan desmedido el saqueo pr. nras. Tropas, qe. varias familias han quedado enteramte. Desnudas; pr. lo qe. he dispuesto mandar una Partida á qe. se imponga del lugar en qe. pueden estar parte de los efectos saqueados, pa. devolverlos á sus dueños correspondientes= También he determinado, qe. los Alcaldes hagan Inventario de los efectos correspondtes. á los qe. sehan remitido presos á disposición de la Exma.Junta, y qe. mepasen un ejemplar, quedando a su cargo el responder dedos. Bienes á su debido tpo.= Al apersonamto. DeV.E. en esta se instruirá en elpr. menor de lo ocurrido con Dn. Miguel Soler; pues aunqe. estoy persuadido, qe. él habrá oficiado sobre el particular á V.E.. también lo estoy qe. dirá nada en ultrajede mi prudencia=Siendo mi  pral. Objeto el propender con mi influxo á la total expulsión de los tiranos de la Patria, no perderé tpo. En tomar las Providas qe. considere mas utiles alefecto=Estoy disponiendo el acopio de cavallos necesarios, pa determinar el aproximamto de varias partidas, qe pr distintos puntos pienso dirigir; pa esto espero algunas gentes qe se hande reunir á esta Divicion, é igualmte. el contexto de algunos sujetos, qe me intereza a fin de acabar con el coloso opresor de Montevideo= Dirijo á V.E. la adjunta Proclama, qe  con fha. de oy he dispuesto circular, pa cimentar la unión qe, en cierto modo estaba expuesta; é igualmte. la qe. V.E. me remite: quedando al mejor orn. y confraternidad detodos=Dios gue. Á V.E. ms. as. Campamento de Mercedes 11 de abril de 1811=Jose Artigas
Exmo.Sor. Gral. En Xefe Dn. Manuel Belgrano

Es copia
Belgrano” 
Artigas en el presente oficio toma conocimiento de su nombramiento, y adelanta algunas medidas a adoptar, así mismo, deja traslucir un cierto malestar con Soler, por entender que no colaboraba en toda la extensión de la palabra. También comunica que en Soriano se cometieron muchos atropellos, desórdenes y saqueos. Y en este sentido, muestra su preocupación e instrumenta los mecanismos para corregir y enmendar los errores cometidos.

La Proclama de Mercedes

El Primer documento dirigido a los Orientales

Para que el tema, resulte claro vamos a comenzar por contestar la interrogante: ¿Qué es una Proclama?
El Diccionario de la Real Academia, establece como segunda acepción:
“Alocución política o militar de viva voz o  por escrito” 
Por su parte, el Diccionario Castellano de El País.com de Madrid, establece:
“Discurso o comunicación escrita, generalmente de carácter político o militar, que se expone públicamente.” 

Quiere decir que se trata de una forma de comunicar a una población o grupo de personas, una determinada situación, que también puede ser dirigida a un contingente de fuerzas militares.
En este caso, se denomina Proclama de Mercedes, por ser el lugar donde se produjo dicha proclama. Allí Artigas tenía establecido su cuartel general.
El texto de la Proclama:
“Leales y esforzados compatriotas de la Banda Oriental del Río de la Plata: vuestro heroico entusiasmado patriotismo ocupa el primer lugar en las atenciones de la Excma. Junta de Buenos Aires, que tan dignamente nos regenta. Esta, movida del alto concepto de vuestra felicidad, os dirige todos los auxilios necesarios para perfeccionar la grande obra que habeis empezado; y que continuando con la heroicidad, que es análoga a vuestros honrados sentimientos, exterminéis á esos genios díscolos opresores de nuestro suelo, y refractarios de los derechos de vuestra respetable sociedad= Dineros, municiones, y tres mil patriotas aguerridos son los primeros socorros con que la Excma. Junta os da una prueba nada equivoca del interés que toma en vuestra prosperidad: esto lo teneis á la vista, desmintiendo las fabulosas expresiones con que habla el fatuo Elío, en su proclama de 20 de marzo. Nada más doloroso á su vista, y á la de todos sus facciosos, que el ver marchar (con pasos magestuosos) esta legion de valientes patriotas, que acompañados con vosotros van á disipar sus amibiciosos proyectos; y á sacar á sus hermanos de la opresión en que gimen, baxo la tirania de su despótico gobierno=Para conseguir el feliz éxito, y la deseada felicidad a que aspiramos, os recomiendo á nombre de la Excma.Junta vuestra protectora, y en el de nuestro amado Xefe, que os vienen á preparar laureles inmortales. Unión caros compatriotas, y estad seguros de la victoria. He convocado á todos los patriotas caracterizados de la campaña; y todos, todos se ofrecen con sus personas y bienes, á contribuir á la defensa de nuestra justa causa=A la empresa compatriotas, que el triunfo es nuestro: vencer ó morir sea nuestra cifra; y tiemblen, tiemblen esos tiranos de haber excitado vuestro enojo, sin advertir, que los americanos del sud, están, dispuestos a defender su patria; y a morir antes con honor, que vivir con ignominia en afrentoso cautiverio=Quartel general de Mercedes 11 de abril de 1811= José Artigas” 

Análisis de la Proclama
1º  Es el primer documento de Artigas dirigido a los Orientales
2º   La Proclama comienza por fundamentar el reconocimiento que la Junta de Buenos Aires hace de los patriotas y su esfuerzo.
3º La ayuda proporcionada en principio consistió en dinero, municiones y tres mil hombres.
4º La Proclama procura desacreditar la Proclama que había realizado en el mes de marzo de 1811, Elío.
5º Según Artigas, queda claro que los españoles pudieron contemplar como los patriotas se unían para sacudir el yugo de la opresión.
6º  Recomienda en nombre de la Excelentísima Junta, del Jefe y del suyo propio la unión fraternal y el ciego obedecimiento de las órdenes
de los jefes que comandarán las operaciones.
7º  La Proclama continúa con una exhortación:”Unión, caros compatriotas, y estad seguros de la victoria, He convocado á todos los patriotas caracterizados de la campaña, y todos, todos se ofrecen con sus personas y bienes, á contribuir á la defensa de nuestra justa causa=”
Llama a la unión de los Orientales. Una unión fundada en el convencimiento que la causa es digna del mayor esfuerzo, y que deben estar seguros del triunfo.
En la misma, informa que todos los patriotas caracterizados se han plegado a la revolución, con sus personas y bienes. Estos patriotas son aquellas personas que tenían gran ascendiente sobre sus vecinos, y por lo tanto con suficiente poder de convocatoria, para lograr la incorporación de las allegadas a ellos, engrosando de esta manera las filas.
Cierra la frase una afirmación, que refleja su convicción. Todos han entendido su mensaje, y se apersonan para la defensa de una  “causa justa”.
8º La Proclama finaliza con una encendida frase, que introduce el entusiasmo y también el compromiso, de la vida misma si es necesario. “A la empresa compatriotas, que el triunfo es nuestro: vencer o morir sea nuestra cifra”
La frase se cierra con una alusión a quienes son lo opresores:
“y tiemblen, tiemblen esos tiranos de haber excitado vuestro enojo, sin advertir, que los americanos del sud, están dispuestos á morir antes con honor, que vivir con ignominia en afrentoso cautiverio.”
En el cierre de esta Proclama, Artigas comienza el extenso diálogo que supo tener con los orientales a lo largo de los casi diez años que entregó a la causa de la libertad. A partir de la afirmación que indica que los orientales, están dispuestos a luchar por su libertad, introduce el concepto del honor, para afirmar enfáticamente que es preferible morir con honor, que vivir en la ignominia de un afrentoso cautiverio.
El planteo artiguista, no sólo apunta a ser movilizador y revulsivo, sino también inicia un largo proceso tendiente a que los orientales sean los conductores de su destino, y se sientan como tales.

Notas
  José María Traibel, “Artigas antes de 1811” En Artigas  Estudios publicados en “El País“ como homenaje al Jefe de los Orientales en el Centenario de su muerte “, página 33
  José María Traibel; Artículo citado.
  Archivo Artigas; Tomo III; Serie X; Documentos relativos a la incorporación de Don José Artigas al movimiento revolucionario, Doc. Nº 32, Fojas 1v, página 444.
  Archivo Artigas, Tomo III, Serie X, Doc. Nº 32, Fs. 1v, página 444.
  José María Traibel; “Artigas antes de 1811” artículo en “Artigas…” citado página 36.
  Luis Bonavita; “Prólogo” del Tomo III del Archivo Artigas, páginas XXXIII y XXXIV.
  “Cerro de las Armas: Colonia. Se halla en la 2º sección judicial, entre los arroyos de San Juan y Miguelete, distante del primero cuatro kilómetros y diez del segundo. Su altura sobre el nivel del suelo es de unos 50 metros, y desde su cumbre se divisa el río de la Plata y a todos vientos se alcanza a ver hasta una distancia de cincuenta kilómetros. Al Este serpentea por su base el arroyo del mismo nombre, el cual se debe a un depósito de armas que hubo en los tiempos en que se fundó un hospital en la costa de San Juan. Las ruinas de éste se ven en la actualidad a una distancia no mayor de tres kilómetros del cerro; y a medio kilómetro de esos escombros se halla el paso del Hospital. En su cumbre existen restos de edificios que, según personas ancianas de la localidad, hacían las veces de fuertes y servían para depósito de armamentos.”
Dr. Orestes Araújo, Diccionario Geográfico del Uruguay, página 33.
  María Julia Ardao y Aurora Capillas de Castellanos; “Artigas en las vísperas de la revolución”, En “Tribuna Católica”, Año XVI, Número 3, páginas 17 a 26, Montevideo; oct.- nov.1950, citado por Luis Bonavita, “Prólogo” Archivo Artigas, Tomo III, página XXXIV.
  Walter Rela; “1811-1829 Artigas Cronología histórica anotada”, página 39.
  Luis Bonavita; “Prólogo” en Archivo Artigas, Tomo III, página XXXIV.
  Walter Rela; “1811-1820 Artigas Cronología histórica anotada”, páginas 33 -34.
  Archivo Artigas, Tomo III, Serie XII, Documento Nº 36, página 298.
  Diccionario de la Real Academia Española  on line, 22ª edición; consulta realizada el 8 de marzo de 2011 a la hora 22.16.
  Diccionario Castellano El País.com, Editorial El País S.L. consulta realizada el 8 de marzo de 1011 a la hora 22.20.
  Archivo Artigas, Tomo III, Serie XII, Documento Nº 37, páginas 299-300.


BIBLIOGRAFÍA

Autores varios;”Artigas Estudios publicado en “El País” como homenaje al Jefe de los Orientales en el centenario de su muerte”
Montevideo, Ediciones de “El País”, 1959.
Acevedo, Eduardo; “José Artigas Jefe de los Orientales Protector de los Pueblos Libres Alegato Histórico”
Montevideo, Edición Oficial, 1950.
Araújo, Orestes; “Diccionario Geográfico del Uruguay”
Montevideo, Tipo Litografía Moderna. 1912
Comisión Nacional Archivo Artigas; “Archivo Artigas”
Montevideo, Edición Oficial, 1953.
Genta, Edgardo Ubaldo; “Historia de ARTIGAS y filosofía del Artiguismo”
Montevideo, Ed. del autor, 3ª edición corregida y aumentada, 1973.
Rela, Walter; “1811 – 1820 Artigas Cronología histórica anotada”
Montevideo, Ediciones Alfar, 2000.
W. Reyes Abadie – A. Vázquez Romero; “Crónica General del Uruguay”
Montevideo, Ediciones de la Banda Oriental, 1986.
Silva Vila, Juan; “Ideario de Artigas”
Montevideo, Ediciones Ciudadela, 1973.
Traibel, José M.;”Breviario Artiguista”
Montevideo, Colombino Hnos. S. A. Editores, 1951
Vega Castillos, Lic. Uruguay R.; “El Alumbramiento” En “Mi Historia Uruguay”
Montevideo, Ediciones “El Observador”, 1998.
 






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu página web:
Tu mensaje:
 
El Loginbox no será mostrado, ya que el extra "Ocultar Páginas" en esta página web no está activado
TE GUSTÓ-DAME UN ME GUSTA
 
Publicidad
 
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=